3 formas de arruinar una fotografía

Hoy en Axpe Consulting vamos a hablar de errores. De esos errores fatídicos que te dan ganas de gritar cuando los ves, de esos errores irremediables, de esos errores que ni San Photoshop ni San Lightroom ni San o Santa nada va a poder solucionar. Errores típicos que nos han sucedido mil veces por despistados/as, por precipitarnos, por no pensar, por dejar que la cámara decida por nosotros y nosotras, por mil y un motivos. De los errores se aprende, pero si podemos ayudarte a salvar alguna que otra fotografía gracias a conocerlos previamente… ¿Por qué no intentarlo?

error

1. Lanzarte a disparar con los ajustes del día anterior:

Ayer estuviste haciendo fotografías, era tarde, por lo que no había mucha luz, así que subiste la ISO de tu cámara. Pensaste: más vale algo menos de definición que quedarte sin esas imágenes. Del flash no quisiste saber nada. Hoy es hoy. Hace un sol radiante, más imágenes fascinantes, primeros planos magníficos, a velocidades altísimas. Te apetece abrir el diafragma porque quieres menos profundidad de campo pero ves que la velocidad de tu cámara ha alcanzado el máximo posible. ¿Cómo es posible?, te preguntas… Paras, piensas, miras…¡ Y estabas disparando a 1.600 ISO! Adiós definición, adiós a esos retratos en condiciones de luz perfecta…

Moraleja: Antes de empezar, revisa los ajustes y reacondiciónalos para el momento.

2. Disparar a baja resolución para obtener capacidad:

Puede ser que pienses, ‘bueno total voy a hacer unas fotografías sin importancia de mis amigotes en la playa’, o ‘sólo voy a fotografiar una comida familiar’… o miles de otras situaciones a las que quizá no le des importancia. Pero cualquier evento, cualquier oportunidad es candidata a ser una gran imagen, así que nunca bajes la resolución de tus imágenes. Al contrario, si puedes, dispara en RAW, ocuparán 10 veces más, pero siempre partirás de la mejor imagen posible. Si no te convencen, siempre puedes bajarles la resolución para almacenarlas, pero nunca podrás subirla después si partes de una baja resolución.

3. Salir de casa sin las baterías cargadas:

Y no me refiero sólo a las tuyas propias,  también a las de tu cámara… La fotografía exige ser bastante metódico, por lo menos en lo que al equipo se refiere. Salir sin haber cargado las baterías (hablo en plural porque tener más de una es una gran inversión) puede dejarte ‘tirado/a’ en medio de cualquier lugar sin posibilidad de hacer nada más que lamentarte. En este caso ni siquiera tendrás la oportunidad de asesinar alguna que otra foto, porque no podrás ni hacerlas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Técnica, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s