Guía: fotografiando en RAW

Cuando compré mi primera cámara digital, le pregunté a un fotógrafo que admiro mucho qué podía hacer para obtener mejores fotografías con una cámara que no era de primera categoría. Él simplemente dijo, “disparar en RAW. La cámara puede no ser la mejor, pero al disparar en RAW tendrás lo mejor que te puede ofrecer”.

¿Qué son estos tipos de archivo?

Hay varios formatos de archivos digitales para nuestras imágenes. Probablemente conozcas el JPG, el estándar en la mayoría de las cámaras y teléfonos móviles. Pero más allá de este, te gustará saber que también existe un formato que permite una mayor calidad y control sobre tu foto.

FORMATO-RAW

Al tomar una fotografía, la imagen que se registra en el sensor es interpretada por un pequeño equipo que está dentro de la cámara. Después de interpretar la imagen, este computador escribe la información en la tarjeta de memoria. La diferencia entre el formato RAW y JPG es que en los registros el formato RAW se registra todo “lo que la cámara vio” mientras que en JPG hay otro paso: antes de escribir en la tarjeta de memoria, la cámara interpreta la información y la comprime en un archivo más pequeño.

Así que el archivo RAW nos permite la libertad para procesar e interpretar la imagen por nosotros mismos mientras que en el archivo JPG ya sale procesada e interpretada por la cámara.

nega01

Una analogía interesante es pensar en el archivo RAW como el negativo y el archivo JPG como una ampliación. Es decir: el archivo RAW todavía no es una foto final. No puedes publicar una imagen en RAW en tu blog, antes necesitas revelar la foto desde una aplicación como Photoshop o Lightroom.

Utilizamos el formato RAW para mantener toda la información de la imagen que ha sido capturada por la cámara. Así podemos, por ejemplo, al editarla, tener un mayor control sobre la calidad y recuperando información que en el archivo JPG habría sido desechada para ahorrar espacio.

La desventaja del archivo RAW es que, además de ocupar mucho espacio en nuestro ordenador (los archivos pueden tener de 2-6 veces el tamaño de un archivo JPG), necesita ser procesado. Dado que no es una foto terminada, es necesario abrir el archivo en una aplicación de post-producción, y para imprimir o publicar en Internet debes guardar una copia en un formato más amigable (como JPG).

RAW o JPG, esa es la cuestión

image108
Mi sugerencia es disparar siempre en RAW. Si no te manejas muy bien con los programas de edición, selecciona en el menú de la cámara la opción RAW + JPG. De este modo, guardarás los dos archivos al mismo tiempo y puedes usar JPG hasta que sepas procesar el RAW. Sí, va a ocupar más espacio, pero tendrás intacto el negativo.

¿Cómo abrir un archivo RAW?

Como se trata de un negativo, no se puede abrir la foto en aplicaciones comunes. Es posible que desee obtener más información sobre algunos programas de edición más avanzados como Lightroom o Aperture, pero algunos programas más básicos, como Picasa o iPhoto, también puede abrir este tipo de archivo.

Photoshop no abre los archivos en RAW. La edición de una fotografía en este formato sólo puede hacerse en el ACR (Adobe Camera Raw), que es un plugin de Photoshop. La mayoría de las veces la ACR se instala a la vez que Photoshop. Si no puede abrir un RAW es porque por alguna razón no está instalado este plugin. En este caso la solución es simple: instalarlo manualmente.

Esperamos que esta guía os haya sido de ayuda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recursos, Técnica y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s