Mejora tus fotografías de comida con estos 6 consejos

Últimamente en redes sociales como Instagram hay cada vez más gente que publica fotos de los platos que han cocinado. Pero, ¿qué es lo que hace que una foto se convierta en algo tan tentador, tanto como para que entren ganas de comerse el dispositivo por el que vemos la fotografía?

Fotografía propiedad de Aitana López (@aitana_espartana)

Fotografía propiedad de Aitana López (@aitana_espartana)

Evidentemente, la comida tiene algo que ver con ello, pero también existen algunos trucos fotográficos que podemos usar para hacer más ‘apetecibles’ nuestras fotos de alimentos.

1- Utiliza la mayor cantidad de luz natural que puedas para hacer la fotografía. Desactiva el flash automático ya que este lo único que consigue es arruinar la foto. Si es necesario, mueve el plato hacia una ventana o incluso puedes llevarlo al exterior para obtener una buena luz.

2- Piensa, no solo en la comida, sino en toda la imagen, visualízala. Presta atención a lo que se verá de fondo, por si hay algo que pueda estorbar en la foto (por ejemplo hay que tener cuidado para que no se vea un fregadero con platos sucios u otros elementos poco agradables). Dependiendo del tipo de alimento, utiliza platos de uno u otro color. Por ejemplo si vas a fotografiar una ensalada, no pega mucho que el color del plato que la contenga sea verde) Trata de combinar los colores para que la fotografía se vea bonita.

3- Prueba diferentes ángulos. Igual te puedes sentir un poco ‘idiota’ subido encima de la silla para hacer la foto al plato de macarrones, pero resulta efectivo, podrás elegir el que más te guste. Te alegrarás de haber ‘hecho el mono’ un rato.

4- Decora los platos con guarniciones y ni se te ocurra tocarlo hasta haber hecho la foto perfecta. Para decorarlo, aparte de las guarniciones también puedes añadir unas ramitas de cilantro por encima o algunas especias como albahaca, canela o curry. Y, para dar más envidia después de haber hecho unas cuantas fotos, come un bocado o corta un pedazo de lo que hay en el plato y vuelve a hacer más fotos para enseñar todo el proceso. Lo bueno está en divertirse probando cosas diferentes.

5 -Conoce tu cámara: si vas a utilizar una cámara digital (actualmente el móvil es el elemento más utilizado) tienes que tener en cuenta factores de los que no hemos hablado como la velocidad de apertura, el ISO y la obturación. Por ejemplo, al utilizar el modo manual la apertura del diafragma afecta a la profundidad de campo y cambiar la velocidad de obturación afecta la luz y al movimiento. Si no te quieres complicar la vida, usa el modo automático, aunque debes saber que da menos juego.

6- Retoque fotográfico: tanto si haces fotos con teléfono móvil como con cámara fotográfica, valora la posibilidad de retocarlas. En Instagram hay multitud de filtros y más opciones que pueden ayudar a dar un toque distinto a la fotografía. Todo depende de lo que busques: naturalidad, toque retro…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s