El arte de la fotografía en blanco y negro. Parte 1.

La fotografía en blanco y negro es muy atractiva; envuelve la fotografía en un halo de pureza, de líneas más adecuadas y difumina los defectos. Actualmente, podemos convertir cualquier fotografía en color en una en blanco y negro pero… ¿es mejor hacer la fotografía en blanco y negro o convertirla a este modelo en la posproducción?

blanco y negro

Decidir si queremos una fotografía en blanco y negro es mejor previamente a su realización. Esta decisión nos ayudará y condicionará en los parámetros que hay que modificar tanto técnicos como compositivos.

“La mirada en blanco y negro: ¿componer en blanco y negro o modificar en posproducción?”

La mirada en blanco y negro aúna un gran número de condicionantes que antes de tomar la fotografía habrán de tener en cuenta.  Actualmente, todas las cámaras (incluso las de los móviles) nos permiten tomar fotografías en blanco y negro, cambiar los balances, etc. ¿pero qué es mejor?  La fotografía en modo monocromático nos permite prestar una atención mucho más detallada. Los matices compositivos se hacen mucho más claros y evidentes, pues el color tiende a distraer y a acaparar toda la atención. Sin embargo…

“El consejo más popular: disparar en RAW”

Si tu cámara te ofrece la opción, disparar el RAW, es el consejo más extendido entre los fotógrafos. Esto permite a la cámara guardar toda la información que se generar al disparar una fotografía; es decir se generará un archivo a color que luego se puede procesar optimizando las posibilidades creativas en blanco y negro. De esta forma, siempre tendremos toda la información necesaria de la toma aunque maticemos y enfaticemos ciertos aspectos en el momento del retoque.

Al activar el modo blanco y negro nos permite tomar la fotografía como si fuera así, corrigiendo la luz, el contraste, la composición, etc. en el momento de la toma. Aunque el archivo RAW que se genera sea el color, previsualizamos en blanco y negro. El modo blanco y negro si no activamos el RAW nos genera un archivo jpg. El archivo jpg sufre varias limitaciones, en primer lugar, no guarda toda la información y puede ser un problema a la hora de retocar la fotografía, además sufre cambios más bruscos en las transiciones entre luz y sombra, capturando menos matices. El problema más claro de utilizar un modo preconfigurado como en el caso de tomar las fotografías en blanco y negro, es que la cámara toma el control de los valores en los que realiza la conversión, de esta forma, no podemos decidir sobre ningún aspecto. Si optamos por la primera opción podremos abordar de diferentes maneras el paso a blanco y negro: desaturar, escala de grises, color lab, rob carr, etc. quizás la menos recomendada debido a la pérdida de información es desaturar, proceso que realiza la cámara al configurarla en blanco y negro.

Consejos de hoy:

  1. Fotografiar en color
  2. Activar el RAW
  3. Previsualizar en blanco y negro para poder ajustar los factores determinantes

El próximo día abordaremos la importancia del ISO, la iluminación y composición dentro del estilo blanco y negro (refuerzo del espacio negativo, de las texturas y formas…). ¡No te lo pierdas!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Técnica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s