El arte de la fotografía en blanco y negro. Parte 2

Como prometimos la semana pasada os traemos volvemos a aproximarnos a la fotografía en blanco y negro. En la primera parte abordamos la importancia de realizar la fotografía en color y en RAW pero previsualizando en blanco y negro para poder ajustar adecuadamente los balances. Hoy, hablaremos de la importancia del monocromo a nivel compositivo.

Uno de los factores que preocupan e incluso obsesionan a los fotógrafos es el ruido digital. Cuando realizamos una fotografía en alta sensibilidad o subexponen zonas del encuadre el ruido de la fotografía se hace más patente. En la fotografía monocromática también ocurre, de hecho, se podría decir que se percibe más claramente. El ruido digital podemos disimularlo en el momento de la postproducción o utilizarlo como un elemento compositivo.

“El ruido como factor compositivo y no como elemento negativo”

A nivel de composición tenemos muchas opciones desde darle el protagonismo siendo el elemento principal de la fotografía hasta que sea un elemento ornamental recordando al grano de la película antigua.

“Nos ayuda a resaltar la expresión y el movimiento”

anciano

Al eliminar las distracciones el color, simplificamos los elementos compositivos de la imagen, por tanto, enfatizamos el factor principal de la fotografía: una expresión en el rostro, un movimiento, un elemento concreto del paisaje, etc. El potencial artístico del blanco y negro es ilimitado. Se puede rendir homenaje a todos los movimientos artísticos enfatizando la característica que nos evoque ese sentimiento.

“El espacio negativo se ve reforzado con la mirada en blanco y negro”

fan ho

Fan Ho

Cuando hablamos de composición hace unas semanas, diferenciábamos entre figura y fondo, siendo la figura el foco de interés y el fondo el espacio negativo. Esta zona sirve para potenciar la figura, esto se puede conseguir tanto si es un fondo simple como si es fondo recargado, dependerá de la imaginación del artista.

Si elegimos un fondo neutro al ser una fotografía monocromática el elemento principal se verá reforzado, obteniendo toda la atención de nuestra mirada. Asimismo, crea un efecto de mayor profundidad en la fotografía.

“Las texturas y las formas se ven resaltadas”

ansel adams

Ansel Adams

En la fotografía de paisaje urbano o arquitectónico es muy común recurrir al blanco y negro pues las formas, líneas, patrones y geometrías quedan más patentes en la misma. Entran en juego todas las características de la composición para guiar la mirada del espectador; reclamos como los puntos de fuga, las simetrías o asimetrías, la abstracción… son elementos que nos permiten crear infinidad de composiciones que nos ayudan a transmitir adecuadamente el mensaje deseado.

El contraste y la iluminación, el encuadre y las texturas son los elementos más frecuentes para reforzar elementos compositivos. Las texturas son complicadas a la hora de captar su esencia, un alto contraste pueden eliminarlas, pero si se fotografía con los balances efectivos, las texturas se aprecian mejor en blanco y negro.

Esperamos que os haya gustado, pero nos reservamos lo mejor para la próxima semana, el retrato en blanco y negro. Este estilo fotográfico nos enamora a todos tanto como fotógrafos como modelos, resalta las características más hermosas y disimula los defectillos. ¡No te lo pierdas!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos básicos, Consejos, Curso de fotografía, Técnica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s