Cómo fotografiar mascotas: perros

Esta semana hemos hablado de cómo fotografiar a nuestro gato, pero ya tocaba dedicarle unos artículos al mejor amigo del hombre. Desde luego, no cabe duda que nuestras mascotas son uno más de familia y tener unos recuerdos suyos es el deseo de todos, sobre todo de los fotógrafos. En los próximos días te contaremos algunos trucos para sacar el mejor retrato de nuestro amigo.

  • Tenemos la suerte de que los perros son más colaborativos que los gatos. Por norma general, no tenderán a huirnos y podemos enseñarles trucos que posteriormente capturemos con nuestra cámara. Tienen la capacidad de responder a órdenes y peticiones y no les cuesta nada estarse quietos en buen rato. Por tanto, nos da tiempo de sobra para planificar la iluminación, el encuadre y elegir el mejor plano. Por supuesto, será importante tener paciencia, sobre todo, si aún son cachorrillos y no les tenemos entrenados.

 

 

 

 

 

 

  • Su porte y buena disposición nos dejan centrarnos en los detalles de su cuerpo y buscar expresiones que con otros animales sería imposible. Por lo que además de hacerle fotografías de cuerpo entero podemos seleccionar detalles llamativos como sus ojos, sus patatas o algún detalle del pelo o mancha.

 

 

 

 

 

  • Ajustes de la cámara. Como los perros tienden a ser más calmados y obedientes que los gatos, nos dan más tiempo para disparar la fotografía, por tanto, aunque la velocidad de obturación debe ser alta, no lo será tanto como con los gatos. Esto nos permitirá que la abertura y el valor ISO puedan modificarse para no ser tan altos, evitando el ruido en la cámara. No tengas miedo de utilizar modos semiautomáticos o automáticos porque lo importante es captar el movimiento o el momento en que nuestro amigo esta jugando para la cámara.

  • Un teleobjetivo corto, nos permitirá encuadrar al perro sin tener que acercarnos demasiado a él, dándole espacio para moverse y jugar, y poder captar mejor su esencia. Lo ideal es un objetivo de los que se suelen usar para retratos con una distancia focal entre los 85 y los 130 mm y mejor si puede ser luminoso (de ƒ1.4 a 2.8).

¿Quieres saber más? El lunes volvemos 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consejos, Curiosidades, Curso de fotografía, Técnica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s