Análisis de la imagen fotográfica: cualidades del sujeto

Cuando realizamos un análisis de la imagen fotográfica, es fundamental tener en cuenta el sujeto que aparece en la misma. Las cualidades de este sujeto pueden influir notablemente en la composición fotográfica. Por tanto, a la hora de analizar la figura que aparece en la imagen, debemos tener en cuenta el tono, la textura, la línea, el ritmo y la forma. Continúa leyendo y descubre cómo cada uno de estos elementos modifican al sujeto.

La importancia del tono en el análisis de la imagen

La inmensa mayoría de los sujetos poseen distintas tonalidades que, además de comunicar y transmitir sensaciones al espectador, tienen como función principal representar el volumen y aportar tridimensionalidad. Sobre todo en imágenes en blanco y negro, el tono tiene una gran importancia. En el caso de las fotografías a color, hay que recordar que los colores tienen asociada una simbología: lo que se conoce como sinestesia del color. Esto significa que cada cultura atribuye a los colores cualidades y valores que pueden modificar el significado de la fotografía. Un ejemplo clásico es cómo el blanco representa paz y pureza en Occidente, mientras en Oriente alude a la muerte y el duelo.

Análisis fotográfico del sujeto: la textura

En cuanto a la textura, es una gran herramienta para aportar carácter y realismo.  Utilizando la calidad y la dirección de la luz podemos resaltar o disimular la textura de una superficie, como el rostro de una persona mayor o un campo de cultivo.

Analisis imagen fotografica

La línea en el análisis de la imagen fotográfica

Otro elemento del sujeto a destacar en el análisis de una fotografía es la línea, que nos permite estructurar la imagen. Su repetición y formas crearán ritmo, consiguiendo que centremos nuestra atención en un punto concreto o, por el contrario, que alejemos la vista hacia el infinito, dando sensación de profundidad. Así, podemos utilizar líneas curvas para dar la sensación de movimiento y dinamismo, mientras que las líneas verticales y horizontales refuerzan una impresión estática.

Análisis fotográfico y la forma del sujeto como elemento

En cuanto a la forma, es un elemento de dos dimensiones que nos ayuda a identificar los objetos en la composición, y que puede adquirir tridimensionalidad y volumen gracias al intervalo tonal. Si nos paramos a hacer un análisis de la imagen, las formas pueden guiar la atención, enmarcando un punto de interés en la imagen. En este sentido, el marco de las fotografías cumple las veces de una forma rectangular, por lo que una forma circular contrastará con soportes de este tipo.

En definitiva, cuando hacemos el análisis de la imagen fotográfica, nos damos cuenta de que debemos ser capaces de integrar distintos elementos con elegancia, transmitiendo sin sobrecargar la imagen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos básicos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s