Los colores luz en fotografía: colores primarios y secundarios

Los colores luz son diferentes de los colores pigmento. ¿Sabías que la luz blanca la conforman la misma cantidad de luz roja, verde y azul? De esta manera, los colores luz son también conocidos como colores RGB (rojo, verde y azul por sus siglas en inglés). Así, la descomposición de la luz blanca a través de un prisma de cristal, da lugar a que veamos estas tres tonalidades de luz por separado. Continúa leyendo y descubre todo sobre los colores luz y su diferencia con los colores pigmento.

Color luz y color pigmento: ¿en qué se diferencian?

Los colores luz primarios son el rojo, el verde y el azul. Todos juntos conforman la luz blanca, mientras que si mezclamos dos de cada una de estas luces, obtendremos sus colores complementarios:

– Rojo + Verde = Amarillo

– Rojo + Azul = Magenta

– Azul + Verde = Cian

– Rojo + Verde + Azul = Blanco

La suma de colores luz es aditiva, porque al sumar luces aumentamos la cantidad de luz.

Los colores pigmento, sin embargo, forman sumas sustractivas. Es decir, cuantos más pigmentos sumamos, más luz quitamos.

Colores luz

Los colores primarios pigmento son, cian, magenta, amarillo, también conocidos como colores CMYK por sus siglas en inglés. Todos ellos juntos dan lugar al color negro, mientras que mezclados de dos en dos resultan las siguientes combinaciones:

  • Magenta + Amarillo = Rojo
  • Magenta + Cian = Azul
  • Cian + amarillo = Verde
  • Cian + Magenta + Amarillo = Negro

De esta forma, vemos que si nos preguntamos qué son los colores primarios, la respuesta puede variar.  Realmente, los colores primarios luz son los colores complementarios pigmento, mientras que los colores pigmento primarios, son los complementarios de los colores luz.

Colores pigmento

En la escala de colores pigmento, la saturación se puede modificar diluyendo un color con blanco o negro. Si se añade blanco se van formando tonos pastel, mientras añadiendo gris o negro se oscurecen, diríamos que se va apagando el brillo.

Fotografías con luz y color: diferencias en la exposición y captura de la imagen

Entender la psicología del color nos ayudará a comunicar con nuestras fotografías, a percibir una imagen, y prever el resultado que tendrá fotografiar dos colores adyacentes, fuente de contraste, o colores muy relacionados, incluso un solo color en distintos tonos, que dan una sensación más armónica. En contraposición, los colores fuertes nos ayudarán a llamar la atención sobre algo, por lo que es recomendable no abusar de ellos, a no ser, claro, que sea ese efecto precisamente el que se busca.

En el camino de la fotografía, uno de los primeros pasos es aprender cómo hay que exponer según los colores a capturar, cómo mide nuestra cámara la luz con diferentes colores delante, cómo se comporta el balance de blancos y la importancia de conocer la temperatura de color para conseguir el efecto que buscamos. Antes, para hacer una imagen con colores reales se hacía un balance de blancos. Ahora la tecnología nos permite automatizar este proceso según modos prefijados o calibrar manualmente si hiciera necesario aplicar filtros especiales ante situaciones determinadas. Las cámaras digitales actuales incorporan múltiples opciones impensables en las antiguas compactas de carrete, con las que hacíamos las fotos con dos opciones de luz: el sol y el flash. Y es que no todas las fuentes luminosas producen la misma luz, es decir, tienen diferente temperatura de color.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos básicos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s